Trasplante de córnea o queratoplastia

Nuestros Especialistas

DR.  Chacártegui Javier

Especialista en Córnea y superficie ocular, Cirugía refractiva, Catarata, Cirugía compleja de segmento anterior

  • Descripción

    La córnea es una estructura transparente y curva localizada en la parte anterior del ojo, que actúa como lente para enfocar las imágenes en la retina. Al estar localizada en el exterior, sufre frecuentemente lesiones provocadas por agentes externos (golpes, infecciones,…) que dañan su transparencia y afectan a la visión. Cuando, por estas causas, se producen alteraciones importantes, el trasplante de córnea puede ser aconsejable. Generalmente es un problema similar a lo que ocurre con un reloj en el que la maquinaria funciona correctamente, pero en el que no podemos ver las agujas de las horas porque el cristal está empañado. En este caso, la única solución es cambiar el cristal del reloj. En el ojo equivaldría a un trasplante de córnea.

  • Tratamiento

    El tratamiento es quirúrgico, normalmente con anestesia local y sin ingreso. Se trata de retirar la parte central de la córnea opacificada y sustituir por una córnea sana y transparente de un donante, de la misma medida que la extraída. En el caso de un trasplante de córnea, tenemos el peligro de un rechazo, al ser un órgano de otra persona.
    La recuperación de la visión es relativamente rápida, ya que se puede tener una gran mejoría al principio.  Normalmente, al retirar las suturas al cabo de un año se precisa una corrección óptica que se puede corregir con gafas, lentes de contacto o, incluso, con la cirugía refractiva con láser.

  • Preguntas frecuentes

    ¿Duele la cirugía para eliminar la miopía?

    No. Se trata de una operación indolora. Sin embargo, a veces, se pueden producir molestias leves en el postoperatorio. En la mayoría de casos el paciente hace vida normal el día después de la operación y no
    sufre dolor alguno.

    ¿Puedo volver la miopía tras una operación de cirugía refractiva para corregirla?

    Puede pasar ya que el problema refractivo que provoca la miopía está relacionado con el tamaño y la forma del ojo. Por tanto, la miopía puede volver a aparecer hasta que los pacientes dejan de crecer que suele ser hasta los 25 años, que es, normalmente, hasta cuando las hormonas del crecimiento están activas. En pacientes más mayores es raro que la miopía vuelva a aparecer tras la operación.

    ¿Se pueden volver a usar lentillas tras cirugía refractiva con láser para corregir la miopía?

    Sí, ya que los ojos tras someterse a una intervención con esta técnica quedan prácticamente como si no les hubiéramos hecho nada.