Neurooftalmología Estética y cirugía plástica ocular

Parálisis facial

  • ¿Qué es la parálisis facial?

    La parálisis facial ocurre cuando se produce el cierre incompleto de los párpados. Eso produce una exposición del ojo al aire, insuficiente lubricación de la superficie ocular y una desprotección del mismo a agentes externos. En la parálisis facial se produce una debilidad de los músculos faciales, entre los que encontramos el músculo orbicular, encargado del cierre del párpado. La persona que padece parálisis facial puede notar que el ojo se le queda entreabierto al intentar cerrarlo, o enrojecimiento, sensación de arenilla, dolor o visión borrosa.

  • Tratamientos

    El área de Neurooftalmología de IBO está formada por un amplio y experimentado equipo de oftalmólogos especialistas en el tratamiento de todas las patologías que afectan a los ojos y al nervio óptico.

    Biopsias orbitarias

    Los tumores orbitarios pueden ser benignos o malignos. Por ello, es muy necesario proceder a una biopsia para analizar su anatomía patológica, así como las características del tumor. En base a los resultados de la biopsia, los especialistas pueden llevar a cabo el diagnóstico definitivo y estudiar la mejor manera de tratar el tumor.

  • Preguntas frecuentes

    ¿Cuáles son las causas de la parálisis facial?

    Entre las principales causas de la parálisis facial están los tumores, los infartos o las malformaciones vasculares cerebrales.

    ¿Cómo se diagnostica la parálisis facial?

    La parálisis facial se manifiesta por la imposibilidad del paciente de realizar acciones faciales tan cotidianas como levantar una ceja, cerrar los ojos o sonreír con naturalidad. Ante cualquiera de estos síntomas es importante acudir al oftalmólogo para que proceda a la exploración y haga diagnóstico. A menudo, es necesario realizar una serie de pruebas para valorar el grado de afectación. Entre estas pruebas destacan: el test de Schirmer, para medir la cantidad de lagrimas que producen ambos ojos; la prueba de salivación; pruebas auditivas; y pruebas para evaluar la afectación del nervio.

    ¿Se puede curar la parálisis facial?

    Sí. De hecho en el 80% de los casos se consigue una recuperación total de la función del nervio. El tiempo medio suele ser entre 4-6 semanas, llegando hasta los 6 meses para la recuperación completa. La secuela más frecuente es un leve grado de parálisis de los músculos que se vieron afectados.