Oftalmología general Oftalmología general

Insuficiencia límbica

  • Descripción

    La insuficiencia límbica se produce cuando se destruyen las células madre epiteliales de la córnea en el limbo esclerocorneal. Entre sus síntomas destacan la pérdida de visión, así como úlceras, inflamación crónica o crecimiento anómalo de vasos. El diagnóstico precoz es clave para el éxito del tratamiento.

  • Tratamientos

    El tratamiento de la insuficiencia límbica varía en función del grado de gravedad del problema. Cuando la insuficiencia límbica no es severa, el tratamiento puede consistir en mejorar la lubricación del ojo con la administración de colirios. Sin embargo, en lesiones severas en las que ya no existe posibilidad de regeneración los especialistas suelen optar por el trasplante de células madre corneales o trasplante de limbo. Una de las cirugías más avanzadas consiste en extraer una pequeña muestra de limbo sano, bien sea del propio paciente o de un donante, y cultivar las células en laboratorio antes de trasplantarlas.

  • Preguntas frecuentes

    ¿Cuales son los síntomas de la insuficiencia límbica?

    Entre los síntomas que puede provocar la insuficiencia límbica destacan: visión borrosa, fotofobia, dolor o sensación de cuerpo extraño en el ojo, lagrimeo…  Diagnosticar la insuficiencia límbica no es fácil. Siempre es necesaria la exploración de la superficie de la córnea por parte de un especialista en oftalmología.

     

    ¿La insuficiencia límbica es siempre congénita?

    No, puede ser congénita pero no siempre lo es. La insuficiencia límbica puede estar causada por diferentes situaciones como la conjuntivitis mal curada o algún tipo de agresión externa.