Cirugía refractiva

¿Qué es?

La cirugía refractiva es el conjunto de técnicas quirúrgicas que se realizan para minimizar o eliminar los defectos refractivos oculares. Es decir, problemas de visión como son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. La cirugía refractiva puede consistir en la aplicación de técnicas láser en los ojos para corregir los defectos oculares o también puede consistir en otros tipos de técnicas como el implante de lentes intraoculares en los ojos para corregir y mejorar la visión. Se aplica una u otra técnica en función de la morfología y características de cada ojo.

¿Cómo se curan o corrigen los problemas de refracción en los ojos?

En IBO, somos un equipo interdisciplinar que tratamos todas las patologías del ojo de forma holística. Una de las grandes especialidades de nuestro instituto es la cirugía refractiva. Tenemos profesionales especializados en las mejores y más innovadoras técnicas quirúrgicas para mejorar la visión de los ojos y permitir que nuestros pacientes se olviden para siempre de las gafas.

Astigmatismo

El astigmatismo es un problema refractivo del ojo que se produce cuando la córnea, que es la capa externa y transparente del ojo, no presenta la misma curvatura en toda su extensión. Normalmente el astigmatismo provoca visión borrosa o distorsionada tanto en la visión de lejos como de cerca, aunque sus síntomas pueden variar en función de la edad del paciente y de su agudeza visual. Puede aparecer tanto ligado a la miopía como a la hipermetropía y también puede estar determinado genéticamente o aparecer junto a patologías de córnea o traumatismos.

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto ocular refractivo que provoca la visión borrosa de los objetos que tenemos cerca debido a que los objetos se enfocan detrás de la retina en lugar de sobre ella. Entre sus síntomas más frecuentes destacan la visión borrosa, la fatiga ocular, en enrojecimiento de los ojos, estrabismo y también puede provocar dolor de cabeza. La hipermetropía puede aumentar con la edad y, en ocasiones, los ojos mayores e hipermétropes, con graduación elevada, también pueden presentar problemas para ver bien de lejos.

Miopía

La miopía es un defecto ocular refractivo que provoca la visión borrosa de objetos lejanos. Los objetos se enfocan delante de la retina en lugar de sobre ella. Las causas de la miopía pueden ser genéticas, patológicas, ambientales o tóxicas. Tiende a estabilizarse a partir de los 18 años. A parte de ver mal y borroso de lejos otros de sus síntomas son la fatiga visual y el dolor de cabeza. La miopía es el defecto visual más extendido entre la población española de menos de 45 años. Se calcula que la padecen uno de cada 3 españoles.

Tratamientos contra la miopía, hipermetropía y astigmatismo

En IBO somos especialistas en los últimos y más avanzados tratamientos para corregir o eliminar los defectos de visión de los ojos. Tanto si no ves bien de lejos (tienes miopía), como de cerca (tienes hipermetropía) o ves acostumbras a ver borroso o de forma distorsionada (tienes astigmatismo); como si tienes varios de estos problemas juntos, en IBO tenemos la solución que te permitirá dejar de llevar gafas siempre.

Operación de miopía

La operación de miopía a través de cirugía refractiva láser es uno de los tratamientos más cómodos, eficaces e indoloros que existen para combatir la miopía. Es una cirugía ambulatoria que no necesita hospitalización. Dura alrededor de 5 minutos por ojo. La recuperación visual tras una intervención de este tipo es rapidísima. Se recomienda a los pacientes con más de 18 años que hace un año, al menos, que tienen problemas de miopía. Tras esta operación, los pacientes ven como si llevaran gafas o lentillas pero sin éstas.

Operación de hipermetropía

La operación de hipermetropía a través de la cirugía refractiva láser es uno de los tratamientos más cómodos y eficaces para que los hipermétropes puedan olvidarse de gafas y lentillas para siempre. Con esta técnica quirúrgica lo que se hace es corregir la curvatura de la córnea eliminando la capa de tejido corneal, de manera que el ojo pasa a enfocar la imagen correctamente y el paciente ve nítido. Es una cirugía ambulatoria que no necesita hospitalización. En pocos minutos el paciente se levanta por su propio pie con la vista corregida.

Operación de astigmatismo

La operación de astigmatismo con cirugía refractiva láser es una manera cómoda, eficaz y muy segura de acabar con el astigmatismo y empezar a ver bien sin necesidad de utilizar gafas o lentillas. Se trata de una cirugía ambulatoria que no necesita hospitalización. Dura entre 3 y 4 minutos por ojo.

Cirugía de cristalino transparente

La cirugía de cristalino transparente se suele realizar a los pacientes que tienen los primeros síntomas de presbicia o vista cansada. La presbicia se puede corregir con gafas, gafas progresivas o lentillas pero cada vez son más los pacientes que optan por realizarse una cirugía de cristalino transparente para acabar con ella y olvidarse para siempre de gafas y lentillas. Esta cirugía es una de las soluciones contra la presbicia más eficaz, estable y segura.

LASIK

La técnica Lasik es la más popular y extendida para la corrección de defectos refractivos. Corregir problemas refractivos con la técnica Lasik es una operación sencilla e indolora. El láser se aplica, durante entre 5 y 45 segundos en función de la magnitud del defecto a tratar, sobre la capa intermedia de la córnea. Antes de realizar una cirugía de este tipo se realiza un exhaustivo examen de la anatomía del ojo al paciente para conocer al detalle su graduación y la forma y función de la córnea. Se trata de una cirugía ambulatoria que no precisa hospitalización.

LASIK: PRK

La cirugía con Técnicas de Superficie (PRK) se utiliza para solucionar problemas refractivos. Consiste en retirar la delgada capa externa de la córnea, el epitelio, para poder acceder y poder actuar sobre la córnea. Los cirujanos oftalmológicos deciden qué técnica LASIK utilizar en función de los resultados de las pruebas preoperatorias. En función de la morfología del ojo y edad del paciente se opta por una cirugía u otra.

ICL o lentes intraoculares fáquicas

Es una técnica quirúrgica de última generación para corregir problemas de refracción en los ojos. La intervención consiste en introducir una lente de contacto intraocular flexible en el ojo, entre el iris y el cristalino. Se realiza con anestesia tópica, en gotas y lo más habitual es primero operar un ojo y, pasados unos días, el otro. En IBO se tarda una media de 4-5 minutos por ojo. Es una operación indolora que no requiere hospitalización. Hace unos años se recomendaba esta técnica a los pacientes que no podían someterse al láser pero últimamente es cada vez más utilizada y la más recomendada para pacientes con problemas con alta miopía o hipermetropía. También se recomienda en pacientes jóvenes o con espesores corneales muy pequeños. El proceso es totalmente reversible. Por ello, cada vez son más los pacientes que se declinan por esta opción.

 

Preguntas frecuentes
h3. ¿Es complicado el postoperatoria de una cirugía refractiva láser? Normalmente, no. La operación dura 10 minutos (unos 3-4 minutos por ojo) a los que sigue un breve descanso en IBO. Acto seguido el paciente puede volver a su domicilio. Las primeras horas tras la operación es normal sentir unas pequeñas molestias, cosquilleos, escozor… pero al poco tiempo el paciente ve bien sin gafas ni lentillas.
h3.- ¿Qué cuidados son necesarios tras la intervención para implantar lentillas intraoculares? En el caso de la operación para implantar lentillas intraoculares es aconsejable realizar un día la operación de uno de los ojos y pasados unos días, intervenir el otro ojo. La recuperación es rápida ya que al tratarse de lentes biocompatibles con el organismo y que no se degradan no existen reacciones del organismo hacia ellas. Eso sí, es importante que los días posteriores a la operación procurar no frotarse los ojos, limpiar los párpados y la piel que bordea el ojo con jabones suaves y no taparse el ojo para evitar infecciones. Si hace sol, también es recomendable usar gafas de sol si se sale a la calle.
h3.- Soy hipermétrope ¿puedo someterme a una operación para implantar lentillas intraoculares? Sí, existen lentillas intraoculares o fáquicas tanto para miopes como para hipermétropes. También existen lentes que corrigen además el astigmatismo.
h3.- ¿Cuáles son las ventajas del implante de lentes intraoculares? Una de las grandes ventajas del implante de lentes intraoculares es que, a diferencia del tratamiento con láser, es un proceso reversible. Este hecho hace que sean muchos los pacientes que se decanten por este sistema. La intervención consiste en incorporar una lente sin alterar ningún tejido ocular. Ello permite volver a la situación anterior si al paciente no le convence el resultado. Es la técnica más recomendada para pacientes jóvenes o con miopías e hipermetropías muy elevadas.

h3.- ¿Conlleva algún riesgo la operación de miopía? Las complicaciones de este tipo de operaciones son poco frecuentes. Sin embargo, no debemos olvidar que a pesar de ser una intervención que se realiza en los ojos de forma ambulatoria y extraocular es una operación. De ahí que sea tan importante la consulta con el oftalmólogo en la que se realizan todas las pruebas preoperatorías y el facultativo analiza todos los parámetros de cada ojo en particular para no correr riesgos innecesarios y evitar complicaciones.

Páginas

H1 Astigmatismo.

H2.- ¿Qué es? El astigmatismo se produce cuando la córnea, que es la capa externa y transparente del ojo, no presenta la misma curvatura en toda su extensión. Uno de sus grandes síntomas es que suele provocar visión borrosa o distorsionada tanto al mirar de lejos como de cerca. No obstante, sus síntomas pueden variar en función de la edad del paciente y de su agudeza visual. Además, puede aparecer junto a problemas de miopía, de hipermetropía, o junto a patologías de córnea o traumatismos. También puede ser un problema genético. Por eso es muy importante visitar al oftalmólogo para que haga un buen diagnóstico.

H2.- Tratamientos. En IBO somos especialistas en los últimos y más avanzados tratamientos para corregir o eliminar el astigmatismo. La operación de astigmatismo con cirugía refractiva láser es una manera cómoda, eficaz y muy segura de acabar con el astigmatismo y empezar a ver bien sin necesidad de utilizar gafas o lentillas. Se trata de una cirugía ambulatoria que se realiza con anestesia local y no necesita hospitalización. Dura entre 3 y 4 minutos por ojo y, tras pasar un tiempo prudencial en el instituto tras la operación, el paciente regresa a su casa por su propio pie.

H2.- Preguntas frecuentes.

h3.- ¿Puedo ser miope y tener también astigmatismo? Sí, el estigmatismo puede aparecer solo o asociado a la miopía o hipermetropía.

h3.- ¿Se puede prevenir el astigmatismo? No pero se puede diagnosticar por medio de un examen oftalmológico. Por eso es importante acudir al olfalmólogo para que nos haga un buen diagnóstico.

h3.- ¿Cual es el mejor tratamiento contra el astigmatismo? El astigmatismo se puede corregir con gafas o lentillas pero si quieres prescindir de ellas existe la posibilidad de someterse a una cirugía refractiva. Para determinar cual es la mejor solución para tu caso lo mejor es que visites al oftalmólogo y él, en función del diagnóstico, decida qué solución se adapta mejor a tus ojos y visión.

H1.- Hipermetropía.
H2.- ¿Qué es? La hipermetropía provoca la visión borrosa de los objetos que tenemos cerca debido a que los objetos se enfocan detrás de la retina en lugar de sobre ella. Entre los síntomas más frecuentes de este defecto ocular refractivo que más frecuentes destacan la visión borrosa, la fatiga ocular, en enrojecimiento de los ojos, estrabismo y también puede provocar dolor de cabeza. La hipermetropía puede aumentar con la edad y, en ocasiones, los ojos mayores e hipermétropes, con graduación elevada, también pueden presentar problemas para ver bien de lejos. Es decir, la hipermetropía puede ir asociada a la miopía.

H2.- Tratamientos. La hipermetropía se corrige con el uso de gafas o lentillas. Sin embargo, si prefieres olvidarte de ella sin necesidad de tener que usar ni gafas ni lentes de contacto una de las mejores soluciones es someterse a una intervención a través de cirugía refractiva láser. Se trata de uno de los tratamientos más cómodos y eficaces para que los hipermétropes. Con esta técnica quirúrgica lo que se hace es corregir la curvatura de la córnea eliminando la capa de tejido corneal, de manera que el ojo pasa a enfocar la imagen correctamente y el paciente ve nítido. Es una cirugía ambulatoria que no necesita hospitalización. Suele implicar entre 3-4 minutos por ojo y, tras unos pocos minutos de descanso, el paciente puede volver a su casa por su propio pie.

H2.- Preguntas frecuentes.

h3.- ¿A qué edad suele aparecer la hipermetropía? La hipermetropía es congénita. Es decir, nacemos hipermétropes y durante el crecimiento va disminuyendo. Si embargo, en ocasiones, no disminuye y el ojo se queda hipermétrope. Por eso, es importante acudir al oftalmólogo desde la infancia y que los especialistas nos vayan haciendo un seguimiento de la evolución de nuestros ojos.

h3.- ¿Están relacionadas la hipermetropía con el estrabismo? Sí, en efecto. Muchas personas con estrabismos convergentes, es decir que desvían los ojos hacia la nariz, tiene de base hipermetropía no corregida. De ahí, la importancia de detectar con la máxima agilidad posible la hipermetropía en los niños y poner los medios necesarios para su corrección.

h3.- ¿Puede la hipermetropía derivar en alguna otra enfermedad ocular? Sí, lamentablemente. En pacientes hipermétropes de edad avanzada puede producirse un ataque de glaucoma agudo, que es una enfermedad en la que la presión intraocular sube bruscamente ocasionando síntomas tan alarmantes como un fuerte dolor en el ojo, vómitos y pérdida de visión. Se trata de un problema grave que debe ser resuelto en menos de 24 o 48 horas ya que, si no se trata bien, puede derivar en ceguera irreversible.

H1.- Miopía.
H2.- ¿Qué es? La miopía es un defecto de refracción que provoca que los objetos se enfoquen delante de la retina en lugar de en la retina. Ello hace que a los pacientes que la padecen les cueste ver los objetos lejanos nítidos. Produce, por tanto, una mala visión de lejos y, sin embargo, quien la padece suele ver bien de cerca. Entre sus síntomas destacan el dolor de cabeza. En su aparición hay un componente hereditario y, también influye la curvatura del ojo o su tamaño. Raramente es congénita y suele iniciarse durante el desarrollo de las personas, entre los 8 y los 16 años. También existe una miopía que aparece pasados los 20 años y se estabiliza a los 30 aproximadamente.

H2.- Tratamientos. En IBO somos especialistas en los últimos y más avanzados tratamientos para corregir o eliminar la miopía para siempre. Aunque este defecto de refracción se corrige tradicionalmente con el uso de gafas o lentillas, la operación de miopía con cirugía refractiva láser o implantación de lentillas intraoculares es una manera cómoda, eficaz y muy segura de acabar con ella para siempre. Se trata de una cirugía ambulatoria que se realiza con anestesia local y no necesita hospitalización. Dura entre 3 y 4 minutos por ojo y, tras pasar un tiempo prudencial en IBO tras la operación, el paciente regresa a su casa por su propio pie. La recuperación visual tras intervencones de este tipo es rapidísima.

H2.- Preguntas frecuentes

h3.- ¿Duele la cirugía para eliminar la miopía? No. Se trata de una operación indolora. Sin embargo, a veces, se pueden producir molestias leves en el postoperatorio. En la mayoría de casos el paciente hace vida normal el día después de la operación y no
sufre dolor alguno.

h3.- ¿Puedo volver la miopía tras una operación de cirugía refractiva para corregirla? Puede pasar ya que el problema refractivo que provoca la miopía está relacionado con el tamaño y la forma del ojo. Por tanto, la miopía puede volver a aparecer hasta que los pacientes dejan de crecer que suele ser hasta los 25 años, que es, normalmente, hasta cuando las hormonas del crecimiento están activas. En pacientes más mayores es raro que la miopía vuelva a aparecer tras la operación.

h3.- ¿Se pueden volver a usar lentillas tras cirugía refractiva con láser para corregir la miopía? Sí, ya que los ojos tras someterse a una intervención con esta técnica quedan prácticamente como si no les hubiéramos hecho nada.

H1.- LASIK
H2.- ¿Qué es? La técnica Lasik es la más popular y extendida para la corrección de defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Se trata de una cirugía ambulatoria que no necesita hospitalización y que dura pocos minutos. Corregir problemas refractivos con la técnica Lasik es una operación sencilla e indolora. El láser se aplica, durante entre 5 y 45 segunda en función de la magnitud del defecto a tratar, sobre la capa intermedia de la córnea. Antes de realizar una cirugía de este tipo se realiza un exhaustivo examen de la anatomía del ojo al paciente para conocer al detalle su graduación y la forma y función de la córnea.

H2.- Tratamientos. En IBO somos especialistas en los últimos y más avanzados tratamientos para corregir o eliminar los defectos de visión de los ojos utilizando la técnica LASIK y LASIK PRK, que consiste en retirar la delgada capa externa de la córnea, el epitelio, para poder acceder y poder actuar sobre la córnea. Ven a vernos y, tras un minucioso análisis y pruebas preoperatorias para estudiar la morfología y características de tus ojos, nuestro equipo de oftalmólogos harán diagnóstico y decidirán qué tipo de tratamiento es el mejor para ti.

H2.- Preguntas frecuentes.

h3.- ¿Hay un máximo de dioptrías para poder ser intervenido con técnicas LASIK? Normalmente se pueden operar con técnicas láser hasta 8 dioptrías. Si existen más dioptrías se debe realizar un exhaustivo análisis y estudio de la morfología de los ojos y de la córnea para decidir si es factible utilizar esta técnica para corregir defectos de refracción. Sin embargo, a partir de las 12 dioptrías suele ser más recomendable la cirugía intraocular con la que también se consiguen excelentes resultados.

h3.- ¿A partir de qué edad puede un paciente operarse con láser de problemas de visión? Lo más recomendable, mayoritariamente, es a partir de los 18 años. Es importante tener en cuenta que para practicar este tipo de cirugías la graduación debe de estar estabilizada por lo menos durante un año. Durante la etapa de crecimiento de las personas la graduación, sobre todo de miopía, puede variar bastante. De hecho hay pacientes a quienes la miopía les aumenta hasta que tienen 24 años. Por esa razón antes de realizar estas intervenciones en pacientes jóvenes es importante hacer todas las pruebas preoperatorias oportunas y con máxima rigurosidad.

h3.- ¿Puedo operarme la vista con láser si estoy embarazada? No, se recomienda esperar hasta tres meses después de haber dado a luz para realizar este tipo de intervenciones porque durante el embarazo pueden producirse cambios de graduación También es importante haber finalizado el periodo de lactancia, ya es mejor evitar la medicación postoperatoria mientras se amamanta.

h3.- ¿Puedo nadar o ducharme tras operación con LASIK? Te podrás duchar el día después de la cirugía con cuidado y al cabo de una semana ya podrás nadar en el mar. Para nadar en piscina tendrás que esperar un poco más: 3 semanas ya que el cloro puede resultar peligroso para tus ojos.

h3.- ¿Me podré maquillar tras la operación de cirugía LASIK? No, se recomienda esperar entre 2 y 3 semanas.

h3. ¿Tengo que pedir baja laboral para realizarme una operación de cirugía LASIK? No, depende de cada paciente y cada caso, pero por lo general se puede ir a trabajar el día después de la operación. La visión se recupera totalmente en horas y 48 horas después de la intervención se puede conducir y hacer vida normal. Con lo que se tiene que ir con más cuidado es con realizar deportes que puedan afectar a la superficie del ojo.

H1.- ICL- LENTES INTRAOCULARES FÁQUICAS
H2.- ¿Qué es? La implantación de lentes intraoculares fáquicas o ICL es una técnica quirúrgica de última generación para corregir problemas de refracción en los ojos. Hace unos años se recomendaba esta técnica a los pacientes que no podían someterse al láser pero últimamente es cada vez más utilizada y la más recomendada para pacientes con problemas con alta miopía o hipermetropía. También se recomienda en pacientes jóvenes o con espesores corneales muy pequeños. La intervención consiste en introducir una lente de contacto intraocular flexible en el ojo, entre el iris y el cristalino. Se realiza con anestesia tópica, en gotas. En IBO, tenemos un equipo de oftalmólogos tan especializados en este tipo de intervenciones que tardan en realizarla una media de 4-5 minutos por ojo. Se trata de una operación indolora que no requiere hospitalización. El proceso es totalmente reversible. Este hecho es el que hace que cada vez sean más lo pacientes que se deciden por este tipo de intervención en lugar del láser.

H2.- Tratamientos. La intervención para implantar lentes intraoculares es una de las más demandadas por los pacientes que acuden a IBO con la intención de dejar de usar gafas y lentillas para siempre. En IBO tenemos un equipo altamente especializado en este tipo de cirugía que realizan en tan solo 4-5 minutos por ojo. La recuperación visual tras una intervención de este tipo es rapidísima.

H2.- Preguntas frecuentes
h3.- ¿Es duro el postoperatorio tras la intervención para implantar lentillas intraoculares? No suele serlo. El paciente deberá llevar un ritmo de vida tranquilo unos cuantos días después de la operación pero la recuperación no es ni dolorosa ni implica un cambio radical de estilo de vida. Lo mejor es dejar de hacer actividades deportivas o de otro tipo que puedan afectar a la superficie del ojo y también evitar el uso de pantallas.

h3.- ¿Cual es la mejor técnica de cirugía refractiva que existe en la actualidad? La más utilizada y común, de momento es la cirugía con láser LASIK. Con ella se pueden llegar a corregir hasta 12 dioptrías de miopía e hipermetropía y hasta 6 dioptrías de astigmatismo. Para miopías o problemas visuales con mayor graduación se suelen indicar la implantación de lentes intraoculares.

h3.- Tengo más de 60 años ¿soy demasiado mayor para operarme los ojos y quitarme las gafas para siempre? Rotundamente, no. Lo mejor es que acudas a IBO donde nuestro equipo de oftalmólogos te realizará las pruebas oportunas y, en base a ellas, determinará cual qué cirugía es la mejor para ti y para tus ojos. Mayoritariamente, en pacientes mayores de 60 años o con cataratas se suelo optar por la extracción del cristalino con implante de lente intraocular.

h3.- ¿Deberé usar gafas de sol tras la intervención con cirugía para implantar lentes intraoculares? No es obligatorio pero sí recomendable ya que las gafas del sol protegen a los ojos no solo del deslumbramiento sino también la superficie ocular, Por ello, se recomienda salir con ellas a la calle los primeros días tras la intervención.

h3.- ¿Me puedo maquillar o nadar en el mar o en la piscina tras una intervención con cirugía para implantar lentes intraoculares? Mejor esperar 3 semanas tanto para maquillarse como para nadar en la piscina. Para nadar en el mar basta esperar una semana ya que las propiedades del agua del mar no presentan tantos problemas para los ojos como el cloro de las piscinas o diversos tratamientos que se puedan utilizar para depurar el agua.

Patologías que se tratan