Cirugia de cristalino

Cirugía de cristalino

Técnica de cirugía refractiva en la que, mediante una mínima incisión, se introduce una lente (LIO) plegada entre el Iris y el Cristalino de manera permanente. Se trata de una cirugía indolora con anestesia tópica (gotas) de 10 minutos de duración.

Duración de la cirugía: 10-15 minutos

Ausencia laboral: Entre 2 y 7 días

Anestesia: Gotas (Tópica)

Visión: 2 días

PRIMERA VISITA GRATUITA

PRUEBAS PREOPERATORIAS 50€

En IBO, la primera visita informativa para cualquiera de nuestras cirugías es gratuita. Las pruebas preoperatorias tienen un coste de 50€ que se descuenta íntegramente del precio de la cirugía.

FINANCIACIÓN 12 MESES

PAGA EN 12 MESES SIN INTERESES

IBO dispone de diversas opciones de financiación para todas sus cirugías que se adaptan a las necesidades de cada paciente.

Preguntas frecuentes

No, es una cirugía ambulatoria. La cirugía dura unos 10 minutos y el proceso completo una hora aproximadamente.

La mayoría de pacientes pueden hacer actividades habituales a los dos días.

Depende da cada paciente, de su trabajo y de cómo responde a la cirugía. En general, a los dos días pueden ir a trabajar.

Depende de la recuperación de cada paciente. Normalmente, a partir de las 48 horas después de la intervención ya se puede conducir si la recuperación es la habitual, siempre y cuando el paciente tenga buena visión de ambos ojos, lo que implica estar operado de ambos ojos.

No es imprescindible, pero es recomendable al salir a la calle, especialmente los primeros días después de la intervención. El uso de gafas de sol evita el deslumbramiento y protege los ojos.

Hay tres tipos de lentes: Monofocal, Bifocal y Trifocal. Su adecuación depende de las necesidades de cada paciente. Su médico, que conoce bien las necesidades de sus pacientes, le aconsejará cual es la lente más apropiada.

Generalmente la visión se recupera en horas, aunque en algunos casos puede ser necesaria una pequeña corrección óptica con gafas, lentes de contacto o cirugía Láser.

No, es una operación completamente indolora tanto en el transcurso de la misma como en la fase postoperatoria.

Depende de la actividad. A los dos días ya se pueden hacer actividades físicas sencillas si la visión está recuperada. Los deportes con riesgo de contacto han de ser practicados con protección ocular.

Al cabo de una semana ya se puede nadar en el mar. En la piscina se debe esperar hasta las 3 semanas.

El día después de la cirugía ya se puede duchar con cuidado.

Se hace una revisión el día después de la intervención. En función del estado de cada paciente, el médico decide cuándo debe volver a consulta. El paciente se deberá ponerse gotas durante las 3 – 4 semanas posteriores a la operación.

Se recomienda esperar unas 2 – 3 semanas para volver a maquillarse, ir a la peluquería o ponerse crema alrededor de los ojos.

Sí, hay que continuar la aplicación de gotas a no ser que su oftalmólogo prescriba lo contrario.

  •  InfoPedir Información

VENTAJAS DE OPERARSE EN IBO

Servicio Personalizado

Equipo médico experimentado

Quirófanos propios